Te ha pasado que llevas una relación de amor y dolor con la báscula?. A veces amas el resultado y otras veces lo odias y quieres lanzarla por la ventana?.

Controlar tu peso es importante para entender bien cómo te estás alimentando y la reacción de tu cuerpo a cierto tipo de alimentos.

Aquí te listo 10 consejos para que los apliques y logres tener una relación de amistad con tu báscula:

  1. No te peses todos los días. Si tienes ansiedad por saber cómo vas, pésate mínimo cada 3 días, aunque idealmente deberías pesarte una vez a la semana.
  2. Utiliza siempre la misma báscula para pesarte y poder controlar el efecto de la alimentación en tu cuerpo.
  3.  El momento ideal para pesarse es en la mañana, en ayunas y después de ir al baño. Si es posible, pésate siempre a la misma hora.
  4.  No te peses con ropa o zapatos, o si no puedes quitarte la ropa donde te pesas, utiliza la misma cantidad o tipo de ropa cada vez.
  5.  Evita pesarte cuando tengas la menstruación o cuando estés ovulando. Los cambios hormonales tienen muchos efectos en nuestro cuerpo, incluyendo retención de líquidos.
  6.  Si sufres de estreñimiento y no has podido ir al baño, no es momento de montarte en la báscula. Espera hasta que puedas lograr un equilibrio en tu sistema digestivo para poder pesarte.
  7. No te peses después de ejercitarte ya que al hacer ejercicios el cuerpo pierde líquidos, los cuales recuperas al hidratarte.
  8. Si los resultados que observas al pesarte no son favorables, intenta variando el tipo de alimentos que estás consumiendo. En nuestra cuenta de instagram @confidenciassaludables y de facebook encontrarás muchas ideas nutritivas y saludables que son ideales para bajar de peso.
  9. Si cambiaste recientemente tu manera de comer o empezaste a hacer ejercicios, dale tiempo a tu cuerpo para adaptarse a tus nuevos hábitos saludables. El cambio al mes es más importante que los valores cada 3 días. No te desesperes y ten paciencia ya que con ejercicio y una alimentación saludable, tu cuerpo empezará a responder favorablemente.
  10. Además del peso, presta atención a los cambios de talla. Si estás haciendo ejercicios, empezarás a quemar grasa y crear músculos. Los nuevos músculos pesan más que el mismo volumen de grasa. Así que, aun cuando el valor en la balanza no diminuya, la ropa puede indicarte si estás logrando tu cometido!img_4077

 

Si sigues estos consejos, cuéntanos de tu experiencia. Gracias por leernos,

Tu confidente saludable

Clara Rosa Rodriguez

La Mujer con Éxito

Creadora de Confidencias Saludables y ZaperocoFit

Instagram : @confidenciassaludables y @zaperocofit

Facebook : confidencias saludables

Twitter: @confisaludables

email: confidenciassaludables@hotmail.com