Sigue estos pasos y podrás cambiar un neumático sin ayuda de nadie

Si en algún momento nos detenemos a pensar que pudiéramos sufrir un pinchazo en un neumático, yendo solas y por un lugar apartado donde seria difícil encontrar ayuda, un escalofrío recorre nuestra columna vertebral.

Eso era hasta hoy, porque a partir de ahora, sabrás como cambiar un neumático sin ayuda de nadie!!!

Te sugiero que practiques estos  10 fáciles pasos, para que si en algún momento te toca hacerlo ya tengas la experiencia de como funcionan.  Además te aconsejo que chequees en el maletero que tienes todo el equipo necesario que es:

  • Chaleco reflectante
  • Triangulo de seguridad
  • Linterna
  • Destornillador o pequeña palanca
  • Gato
  • Palanca/llave de cruz

 

También es necesario chequear  que el neumático de repuesto está en perfectas condiciones.  Esta revisión debe hacerse periódicamente, para lo cual debes programar hacerla cada vez que cambies el aceite, así tendrás una fecha fija en la cual revisarás dos aspectos importantes en el mantenimiento del automóvil.

Pasemos ahora a la parte práctica.

  1. Si el neumático se desinfla o revienta estando en movimiento, coloca las luces intermitentes del vehículo y disminuye poco a poco la velocidad. Un frenazo violento podría hacer perder el control.
  2. Estaciona el auto del lado derecho de la vía y si es posible, que sea un lugar iluminado. De lo contrario usarás la linterna.
  3. Observa que no venga ningún vehículo antes de bajarte, colócate el chaleco, busca el triángulo y colócalo a una distancia entre 30 y 50 metros. Si estuvieras en una curva, colócalo antes de la curva.
  4. Saca tu neumático de repuesto, la llave de cruz y el gato. Llévalos cerca del neumático desinflado.
  5. Comienza a aflojar los tornillos con la llave de cruz, girándolos en sentido contrario a las agujas del reloj. No retires aún los tornillos, puesto que el neumático podría salirse y lastimarte.
  6. Una vez que hayas aflojado todos los tornillos -sin quitarlos-, coloca el gato bajo el auto en la zona que está marcada para tal fin con unas pequeñas hendiduras y gira la palanca para levantar fácilmente el vehículo.
  7. Ahora sí, retira los tornillos (espárragos) y ponlos todos juntos para que no se vaya a perder ninguno, y el neumático.
  8. Coloca el neumático de repuesto y ponle los tornillos con la mano en el sentido de las agujas del reloj.
  9. Baja el auto y aprieta luego los tornillos con la llave de cruz. Deben quedar bien sujetos, sin embargo no debes aplicar toda tu fuerza, ya que podrías aislar los tornillos.
  10. Guarda las herramientas y el neumático Y llega a un establecimiento en el que te puedan arreglar el pinchazo y te chequeen el aire de todos los otros neumáticos y quede todo listo para una siguiente ocasión.

Por: Gloria Henríquez,

Consultora Financiera Independiente

Vicepresidente de IMA, International Markets Adviser

Email: femifinanzas@gmail.com

Twiter: @femifinanzas

Facebook: @femifinanzas

Instagram:@femifinanzas2016