Caminos y destinos,

¿senderos de luz o de oscuridad?

Caminos y destinos van de la mano, pues uno conduce hacía el otro. El destino es a donde quieres llegar desde tu presente, incluyendo personas,cosas,lugares y otros objetivos que forman parte de tu aquí y tu ahora, es decir partiendo de quien eres hoy y qué quieres, puedes llegar a el destino esperado.

Si tienes claro qué quieres, a dónde quieres llegar y para qué, seguro estás recorriendo el camino que te llevará a tu destino.

Muchos son los caminos por recorrer y sólo tú los puedes escoger, a pesar de quienes hoy te rodean y te aconsejan; escucharte y dejarte guiar por esa luz de sabiduría que habita en ti, te permitirá  encaminar los pasos firmes y seguros que te conducirán  hasta donde quieres llegar.

Iniciar un camino es iniciar un sueño, un proyecto que no sólo esta en la mente, sino en el corazón y en las manos para convertirlo en un hecho, por eso, cuando te preguntes cuál será tu destino, pregúntate cuál es el camino que quieres emprender, por dónde quieres conducir tu vida, hasta dónde quieres llegar  y en tus respuestas está tu destino.

Cada camino que emprendemos, bien sea de luz o de oscuridad,  representa a su vez un sendero de experiencia, de enseñanzas y de aprendizajes compartidos con quienes se van haciendo  testigos de nuestro destino

El destino  es lograr llegar al final del camino, pero no es el final de tu vida. Siempre habrá un nuevo camino y un nuevo destino.

El destino es el resultado del camino recorrido y si hoy no estas satisfecho con tu destino puedes iniciar un nuevo camino. Te invito a preguntarte;

 ¿Cuál es el camino que eliges  para llegar a tu destino?

11112933_936040796416931_8098739650259934525_n

 

      Lic Nancy Carías

       Sanadora y Orientadora Espiritual

              @cariasnancy25/@familiacontigo/@familiaholistik

         cariasnancy25@gmail.com