Las palabras son un maravilloso instrumento de comunicación que posee el ser humano, a través de un lenguaje cifrado. 

Las palabras son nuestro vehículo de contacto con la realidad.

Su poder mágico consiste en la capacidad de entrega positiva o negativa.

Las palabras nos brindan  la posibilidad de darle significado a toda experiencia.

Gracias a las palabras tomamos conciencia y simbolizamos lo vivido, desde lo más sencillo hasta lo más trascendente.

Las palabras nos ayudan a dar un sentido a la vida, a plasmarla y de igual forma expresar nuestro sentir. 

El Lenguaje definido como la capacidad propia del ser humano para expresar pensamientos y sentimientos por medio de las palabras

El término palabra proviene del latín parábola y expresa uno de los elementos más imprescindibles en cualquier lenguaje; se trata de un fragmento funcional de una expresión, delimitado por pausas y acentos.

La combinación de las palabras y sus significados permite formar frases u oraciones. 

La suma de las diferentes palabras en una expresión determinada, dará como resultado un significado propio y específico.

Con las palabras creamos y exploramos universos tanto reales como imaginarios. Pueden ser un puente para conocer y reconocer al otro, su humanidad; son también el vehículo para llegar hasta nosotros mismos y son, paradójicamente, también una herramienta para tomar distancia de los otros, alejarnos, desahogarnos. Nos permiten acercarnos y alejarnos, gestionar distancias, entregarnos o partir. Bendecir, calmar, alegrar el alma del otro.

Yo decido Bendecir y Honrar a las personas y al Universo con Acciones y Palabras Positivas

En el día a día me expreso desde lo profundo de mi corazón con palabras llenas de amor, positivas y llenas de energía.

Con cada amanecer agradezco el regalo de la VIDA, la Luz del sol me ilumina.

Hoy bendigo mi VIDA, bendigo cada momento, cada vivencia, cada experiencia, cada tropiezo, cada escalón, cada alegría, cada sonrisa, cada lágrima, cada encuentro y desencuentro, cada bienvenida o despedida.

Honro el amor de Dios en mi a través de mis palabras. Honro las bendiciones y Amor de Dios en mi, con mi SER y Hacer. Bendigo al  Universo, a mis seres amados, a mis compañeros de viaje y a mi misma con mis pensamientos, palabras y acciones.

Elevo mi oración porque mis pensamientos e ideas sean de expansión, nobles: mis palabras sean de amor, sanadoras y mis acciones positivas, constructivas, con propósito y en pro de la Paz.

Decido empoderarme con el Amor de Dios, con pensamientos, emociones, palabras y acciones positivas; generando así una vorágine virtuosa de energía y Luz, que resuene en el Universo, en una energía radiante permitiéndome así, con humildad, alegría e infinita gratitud recibir las bendiciones, abundancia, bienestar, Luz y Paz que me brinda el Universo.

En mi momento de oración y a través de mi camino me expreso como un SER que bendice al Universo, y el Universo me bendice. Siento Paz. Soy una expresión del Amor de Dios. Soy bendecida. Gracias

Mi invitación en esta época de Navidad, de encuentro, de Paz, de intenciones, a encontrarte y descubrir el SER maravilloso que eres, a bendecir a través de tus acciones y palabras.

Un abrazo de Luz. Felices fiestas

Vive  Ama Agradece

Por: Francia Aponte D’Alessio

Espíritu Libre, Escritora, Conferencista, Ingeniero, Empresaria

CEO y creadora de: Letras de y para la Vida – Gea Belleza

Instagram @FranciaLolita @Letrasydeparalavida @CafédeMujer @GeaBelleza

Twitter: @FranciaLolita  @LetrasdeyLaVIDA  @Cafe_deMujer @GeaBelleza

Facebook: Letras de y para La VIDA,  Café de Mujer

Gea Belleza Natural