La vida en su contínuo movimiento no cesa, todo a mi alrededor me hace creer que debo ir de prisa… Debo hacer una pausa.

Voy tan rápido y anclada a mis anticipados y rígidos planes, que ni siquiera recuerdo el sonido de mis pasos, o cómo llegué aquí.

La prisa me ciega y a veces, incluso, cometo errores, me pierdo el camino y su paisaje. Estoy presa en mi mente y atada al tiempo perfectamente cronometrado. Me siento cansada, exhausta y prisionera del tiempo…

Hago una pausa en mi apresurado viaje.

Acudo a mi refugio sagrado, respiro profundamente para sosegar mi mente. Mi respiración se armoniza, mi cuerpo descansa, y mi corazón encuentra PAZ. Decido tomarme el tiempo para sembrar los cambios necesarios en mi VIDA. Tomo decisiones saludables, tomo decisiones para mi mayor bien.

Decido mirar el reloj y no contar el tiempo… Sólo contar las vivencias, las transformaciones.

Vivir Amar Agradecer y SER paciente.

La paciencia es una forma de oración. Tomo conciencia que no puedo detener, ahorrar, guardar o acelerar el tiempo… Lo empleo para propagar buenas acciones y alegría, dar buenos motivos, ser y hacer a alguien mejor, para sonreír, para luchar y trabajar por mis sueños, para crecer espiritualmente, para disfrutar del viaje de mi vida, cada instante, cada momento… para VIVIR. Para compartir alegrías, para ser puente, eslabones o lazos de amistad y amor. Para creer y crear. Vivo, trasciendo en cada bendecido instante.

Así como el fruto tarda en brotar y madurar, y la semilla del árbol en crecer, comprendo que todo tiene su perfecto ritmo. Hoy y cada día hago una pausa, dedico tiempo para estar con mis seres queridos y compartir buena semilla con mis compañeros de viaje…

Hoy y cada día, dedico hago una pausa, dedico tiempo para estar en oración con Dios y en comunión conmigo misma y el Universo.

En este momento sagrado me lleno del Amor de Dios.

Acepto y doy apertura a las bendiciones que el Universo tiene preparadas para mí el en el momento justo y perfecto, no antes, no después sino cuando tengan que llegar en el momento perfecto de Dios para mí. Soy paciente y confío…No vivo esperando que llegue el momento, espero viviendo aquí y ahora, y las bendiciones llegan a mi.

Hago una pausa en el viaje de mi vida para tomar las decisiones que darán buen fruto.  Visualizo los resultados positivos para mí, me lleno de confianza y Paz.

Avanzo en mi camino aprendiendo, emprendiendo, creciendo a cada paso, un día a la vez. Hago una pausa en el viaje de mi vida y Confío en el orden divino, todo va a estar bien. Siento balance y serenidad.

Soy instantesSoy momentos.

Decido Ser semilla que cambia el paisaje.

Soy uno con el Universo. Yo Soy Luz. Gracias 

VIVE AMA AGRADECE

Por: Francia Aponte D’Alessio

Espíritu Libre, Ciudadana del Mundo, Escritora, Conferencista, Ingeniero, Empresaria

CEO y creadora de: Letras de y para la vida – Café de Mujer – Gea Belleza

Instagram: @FranciaLolita @Letrasdeyparalavida @cafedemujer @GeaBelleza

Twitter: @FranciaLolita  @LetrasdeyLaVIDA  @cafe_demujer @GeaBelleza

Facebook: Letras de y para La VIDA – Café de Mujer – Gea Belleza Natural