“Hoy es  día de tomar la mejor decisión ”

La vida está hecha de decisiones y hoy es el día para tomar la mejor decisión. Siempre nos toca decidir qué hacer, cuándo, cómo y hasta con quién, es decir a quienes involucramos o no en nuestras decisiones.

Decidir está relacionado con lo que esperas, es decir con resultados deseados, por eso a la hora de tomar una decisión, lo primero que tenemos que saber es para qué  queremos  hacer lo que sea.

Todas nuestras decisiones tienen un para qué y sobre eso deben girar nuestras acciones, el sentido de nuestras decisiones está en la relación que tiene lo que estamos decidiendo hacer, con lo que esperamos que suceda, mas sin embargo, cuando los resultados no son los esperados, inmediatamente pensamos que tomamos la decisión equivocada, pero resulta que no es así, pues no hay decisión equivocada, todas nuestras decisiones tienen una intención y un  propósito.

La intención tiene que ver con los sentimientos que acompañan esa decisión es decir, desde donde la estamos tomando, desde la alegría, la tristeza, o la rabia  y el propósito es el para qué,  o sea, el resultado.

Nuestra cotidianidad está basada en decisiones, desde los más insignificantes detalles, como por ejemplo: a qué hora dormimos, a qué hora nos levantamos, qué comer,  en fin toda nuestra vida es decisiones.

La toma de decisiones siempre es un acto individual aunque se tome en grupo, apoyar la decisión de un gran número de personas es una decisión individual. Cuando decides no estar de acuerdo con algo o alguien, aunque sientas que te estas uniendo a otros la decisión sigue siendo individual, por lo tanto eres totalmente responsable de lo que estas decidiendo.

Las decisiones que tomas hablan de ti, de tus creencias, virtudes, habilidades, destrezas y talentos, por eso tus decisiones son el reflejo de la mirada que tú le das a la vida y al mundo que te rodea.

Decidir, es decir lo que piensas y lo que sientes con tus acciones y para eso  solo tienes que preguntarte: Qué quiero, que siento y qué puedo hacer? Y de allí se desprende la decisión

Preguntarte qué quieres te acerca a tus grandes sueños y deseos, qué sientes te conecta con tus sentimientos, bien sean de alegría, tristeza, entre otros, y preguntarte qué puedes hacer, te lleva a reconocer tus virtudes, habilidades y destrezas con las que podrás contar para ejecutar la o las acciones.

Hoy y todos los días te tocará decidir,  qué, cómo y cuándo hacer las cosas, pero desde dónde decides es lo que marca la diferencia.

La invitación a través de este artículo, es a tomar tus decisiones paseándote  por estas tres preguntas claves, que te ayudarán a disfrutar del gozo que genera una decisión tomada desde el corazón y la razón.

              “Hoy es día de tomar la mejor decisión”

                           Lic Nancy Carías

                            Sanadora y Orientadora Espiritual

                     @cariasnancy25/@familiacontigo/@familiaholistik

                          cariasnancy25@gmail.com