Infidelidad y las claves para preguntarnos

Infidelidad es una palabra que no quisiera ninguna persona pronunciarla para sí misma. La infidelidad marca, duele, persigue en sueños, es ruda y casi siempre burlona.

La infidelidad es casi tan vieja como el amor, aunque jamás placentera para quien la vive. No pretendo hacer aquí un análisis psicológico de las razones que llevan a  alguien a ser infiel y mucho menos orientar conductas ni acciones a tomar. El planteamiento que quiero exponer aquí, está más relacionado al sentido común y a la vida.

Lo primero que me permitiría escribir es que todos estamos expuestos al trato en forma permanente con otras personas del mismo o del otro sexo y en distintos escenarios: hogar, escolar, profesional, trabajo, hobby, deporte y un sinfín de cosas más y que entonces, todos estamos en las mismas condiciones para “cruzar la delgada línea” del respeto a nuestra pareja.

Si no eres de las personas “infieles por naturaleza” y conocida por todos con esa forma de ser, te propondría entonces que te plantees unas sencillas interrogantes antes de sucumbir a la infidelidad.

¿Cuáles serían entonces las preguntas claves que alguien debe responderse a sí mismo antes de cometer un acto infiel?

  • ¿Será lo que siento, una identificación de similitudes y no amor?
  • ¿Lo que siento es simple atracción física fuerte?
  • ¿Qué está pasando en mi relación estable que me siento inclinado hacia otra persona?
  • ¿Qué no estoy haciendo con mi pareja estable, que me siento propenso a buscar fuera de ella otra cosa?
  • ¿Es realmente “más verde” al otro lado del río?
  • ¿Por qué me siento atraído por esta persona y no por otras?
  • ¿Qué estoy haciendo que hace que me comporte como nunca lo he hecho?
  • ¿Estoy dispuesto a hacerle daño a mi pareja estable y a perder la relación estable por esta infidelidad?
  • ¿Entiendo las consecuencias de pareja, familiares, de amigos y de trabajo que implicaría una relación prohibida?

Con estas sencillas preguntas podrías tener un panorama más claro de las consecuencias de tus actos, antes de actuar.

Mi invitación es a que entendamos que no hay actos sin consecuencias y que las consecuencias tienen responsables y que los responsables deben saber que los límites no los ponen otros, los ponemos nosotros y nuestra conciencia.

La próxima semana hablaremos de quienes han sufrido un acto de infidelidad de su pareja

 

“Vivamos intensamente, la maravillosa experiencia de amar.

No nos guardemos nada”

Por: Rosangela Rodríguez Garrido

La Mujer con Éxito

Creadora de: YAYITEANDO

Estrategia A.N.I.M.A.R.T.E.

Empresaria,  Escritora, Conferencista, Ingeniero

Correo yayiteando@gmail.com

Instagram: @yayiteando

Twitter:      @yayiteando

Facebook: Yayiteando

Libros publicados

“Mis amigas queman caucho, en las puertas del cielo”

“Te Quieren Contar” Libro de Cuentos Infantiles