El jengibre se cree que se originó en las estribaciones del Himalaya en el norte de la India. Hoy en día, se cultiva ampliamente en todo el mundo como un importante cultivo comercial de especias. La planta de jengibre crece hasta un metro de altura y cuenta con delgadas hojas de color verde oscuro y pequeñas flores amarillas.

El jengibre, una especie aromática fuerte, refrescante y estimulante,  ayuda a mejorar la motilidad intestinal y es anti-inflamatorio, analgésico, nervio calmante, antipirético, además de poseer propiedades anti-bacterianas, resulta un gran remedio para combatir  las náuseas y ayudar a aliviar una migraña.

Esta hierba raíz solamente tiene 80 calorías por 100 g, y no contiene colesterol. No obstante, se compone de muchos nutrientes esenciales y vitaminas que se requieren para una salud óptima. Además, también tiene una buena cantidad de minerales como el potasio, manganeso, cobre y magnesio.

Hay muchas formas y maneras en la que puedes usar el jengibre, beneficiando así su salud. Puedes usarlo crudo en batidos, puedes hacer infusiones para aliviar las náuseas, asentar el estómago y relajar el cuerpo y si, además le agegras un  poco de miel y limón, sirve para aliviar el resfriado común, tos y dolor de garganta. El  jengibre en polvo para cocinar es una excelente manera de aprovechar esta súper especia. También se puede utilizar el aceite esencial de jengibre como medicamento natural para tratar diferentes condiciones de salud.

Vive Sano, Vive Feliz

Jaquelinne Adrián

La Mujer con Éxito

Creadora de Confidencias Saludables y jakiesaludable

Instagram : @confidenciassaludables @jakiesaludable

Facebook : confidencias saludables

Twitter: @confisaludables

email: confidenciassaludables@hotmail.com