“La Mentira tiene patas cortas, no llega lejos”

La mentira tiene patas cortas, lo que quiere decir que no llega muy lejos. Una mentira puede cambiar la dirección de tu vida, tus decisiones y  tus sentimientos.

Descubrir una mentira puede afectar el corazón y la razón, tal vez no logras entender en el momento el por qué  y mucho menos el para qué de la mentira, pero más difícil aún es tener que  aceptarla como lo que es, una mentira.

La mentira es la pared oscura  que te impide ver la verdad y por supuesto no deja mostrarle  al mundo quienes somos realmente, la mentira esconde, oculta una o muchas verdades, pero lo más importante es cómo asumimos la mentira en el plano emocional y sentimental, es decir cómo nos sentimos cuando la pensamos, cuando la construimos y cuando la decimos,  qué sentimiento nos acompaña.

La   mentira siempre está acompañada de una intención que no es más que la de disfrazar el miedo que podemos estar sintiendo y nos  impide decir la verdad y que puede estar sosteniendo una determinada  situación, esto hace que   para quién construye la mentira siempre exista una razón.

Algunas veces le ponemos tamaño y hasta color para justificar la mentira, que si es pequeñita, que si es blanca. Valdría la pena preguntarse: ¿cuánto puede durar viva una mentira, hasta dónde puede llegar, a cuántos puede envolver y arrastrar hasta lograr el objetivo o propósito de su autor o autora?

La mentira ocupa un lugar en la historia del ser humano que busca de esconder algo y  que al mismo tiempo le permite obtener la respuesta que quiere ver o escuchar en ese momento de su vida, pero  a costa de esa mentira.

“La mentira reprime la verdad que guarda la consciencia”

Lic Nancy Carías

Sanadora y Orientadora Espiritual

@cariasnancy25/@familiacontigo/@familiaholistik

cariasnancy25@gmail.com