La Rosa de los Vientos en tiempos de cambios, una brújula que en tiempos de cambios se despierta saber lo que el alma grita.

La Rosa de los Vientos es para los místicos la brújula del alma o del corazón, solo debes bajar tu cabeza y escuchar tu corazón haciendo el llamado al ser para que encuentres el camino.

Desde tiempos remotos la brújula ha sido un instrumento de orientación para señalar el norte magnético terrestre, en tiempos de cambios, la desorientación juega un papel de ensayo y error debido a que en muchas ocasiones la mente se pregunta ¿y ahora que hago? ¿para dónde voy? ¿qué debo hacer? dichas preguntas siempre van acompañadas por el miedo.

Bajar la mente al corazón, hacer silencio tomando una postura de total escucha, nos lleva a ese misterio de conexión con el ser interior que nutre nuestra inteligencia humana y es quién toma el timón para seguir el rumbo que hemos elegido. Limpiar la mente de todo pensamiento de miedo, vaciar y ordenar las ideas, cuidar el cuerpo es despertar la sanidad.

En tiempos de crisis, dejamos de escuchar al ser y permitimos que el entorno hable y tome decisiones guiadas por un colectivo que para nada está conectado con la sabiduría del universo. Por tal motivo, debemos educarnos para escuchar esa sabiduría que el ser tiene y así saber movernos, cambiar las estrategias a seguir, buscar información, aprender cosas nuevas, inventar o reinventar.

Conocer el rumbo elegido del alma por la Rosa de los vientos es fácil. El rumbo queda determinado por los puntos cardinales que cada alma tiene establecido para su camino y que solo el alma conoce por elección. Por lo tanto es imperativo conocer tu alma y sus elecciones de vida.  (Tertulias del alma te lo escribe en artículos anteriores)

El caos es para quien necesita emerger, por tal motivo no te confundas con el afuera, es tiempo de ir adentro y escuchar a la inteligencia superior. No es tiempos de crisis, es tiempos de transformación. Mantén tu corazón en equilibrio, que tu palabra emita calma. Agradece este tiempo para transformar todos esos patrones conductuales de violencia que tanto daño han hecho a la humanidad.

Se la Rosa de los Vientos…

“Si en lugar de atar cabos soltamos amarres, es mucho más probable que la embarcación zarpe”. Maickel Melamed

“Que nada ni nadie te quite la sonrisa”

Por: Yoira R. de Jácome

Simplemente “Soy”

Hija Esposa Madre

Orientadora Familiar

Aprendiz de escritora

La Mujer con Éxito

Creadora de Tertulias del Alma

Twitter @tertuliasdelalma

Instagram @tertuliasdelalma

Facebook Tertulias delalma

Correo electrónico Tertuliasdelalma@gmail.com