Extraño mi hogar, quiero estar en paz.

Es lo que escuchamos  de nuestros familiares cuando han estado algún tiempo en centros de salud. Ellos desean tener sus objetos personales a mano, acariciar sus mascotas, disfrutar de sus vecinos, respirar el aire de su hogar, estar en paz , estar en su hogar.

Devolverles la rutina  es parte de su recuperación, sobre todo cuando son adultos mayores con enfermedades degenerativas .

Los psicólogos recomiendan no separarlos en la medida de lo posible de su ambiente, de su cotidianidad. La familia reunida escogerá cual es la mejor opción, si llevarlo con ellos o mantenerlo en su hogar . En cualquiera de los dos casos hay que reorganizar los espacios para facilitar su desplazamiento, sobre todo si tienen limitación física o cognitiva.

El objetivo es que él o ella pueda moverse con eficiencia y confianza por sus propios medios o con el apoyo del cuidador y personal de enfermería.

Cuando la limitación del desplazamiento es leve o aún no se han atrevido a usar  aparatos auxiliares, suelen apoyarse de muebles o paredes, ocasionando preocupación por una caída o golpe así que sugiero retirar los adornos sobre mesas o cómodas para evitar accidentes mientras se trabaja en la transición.

Es importante comprender que la funcionalidad estará en primer plano sobre la estética de la casa , sin dejarla del todo de lado, eso forma parte de la fase de aceptación de la enfermedad .

Cuando son pacientes con serias limitaciones de movimiento, debemos hacer modificaciones más profundas, reubicar los muebles es de las más importantes, acercando los que utilice con más frecuencia a su zona de estadía habitual, retirando mesas de las salas y  eliminando las alfombras que pudieran entorpecer su paso en muletas, bastones, andadera y sillas de ruedas.

Estos sencillos cambios generaran libertad de movimientos con mínima maniobra, les levanta la autoestima y la capacidad de desenvolverse con cierta independencia.

Estoy segura que lograrás un ambiente confortable y funcional. Busca en internet , encontraras paginas de diseño de interiores con sugerencias para remodelar inclusive la estructura de la casa, conocerás las  medidas  para el paso y giros de sillas de ruedas, colocación de rampas, tamaño de las puertas de acceso a cuartos y baños, altura de los muebles, es un mundo de posibilidades muy amplio.

El mercado ofrece una gama de accesorios clínicos para facilitarles la vida, desde los más sencillos hasta los más sofisticados como sistemas para subir y bajar las escaleras, si podemos adquirirlos sería maravilloso pero en ocasiones por circunstancia país, accesibilidad o dificultad económica nos toca tomar las ideas y confeccionar algunos de ellos o reubicar los ambientes o habitaciones en planta baja. 

Por ejemplo, en las sillas de baja altura se coloca un aditamento llamado cojín elevador, es una especie de resorte que los impulsa y ayuda a incorporarse con menor esfuerzo . En lugar de eso podemos usar los cojines o almohadones que tengamos en casa utilizando la cantidad necesarias para ubicarlos más arriba que la altura de la silla de rueda lo que les permite una mejor traslación de una silla a otra o ponerse de pie con mayor facilidad para usar la andadera o bastón. 

Infórmate , conversa con personas que estén viviendo la misma experiencia que tu, seguro encontraras muchos tips que harán mas placentera y confortable la vida del paciente y tu tarea como cuidador. Recuerda mantener una actitud proactiva y optimista, siempre aparecerá algún “Angel en el camino” que te ayudara a resolver con ideas o prestándote algún aditamento que necesites. Hasta un próximo encuentro.

Por Carmita Alvarez

La Mujer con Exito

Twitter: @angelesenelcam1

Instagram: @angelesenelcamino

e-mail : angelesenelcamino@outlook.es