Hay un gran temor diseminado entre la gente de que los bebés “grandes” tienen mucho riesgo al nacer… Pero como todo, esto depende de cada caso, pues cada uno es único y particular.

En efecto, el parto de bebés mayores de 4,5 kilos es poco usual, porque en general no se les permite nacer espontáneamente, de hecho casi siempre nacen por cesárea y hasta se les llama “Macrosómicos”, que ya de por si el nombre asusta. Pero no en todos los casos se trata de una patología; podría tratarse de un bebé que simplemente es grande por constitución.

El termino macrosomía se utiliza de forma imprecisa para definir a un bebé grande, cuando se calcula que el peso al nacer será mayor del percentil 90 o superior a 4 kilos de peso; pero esto no es más que una suposición, pues cuando se habla de peso y talla en no nacidos los indicadores son referenciales, no reales. Las mediciones consideran por eco: diámetro de cabeza, perímetro de abdomen y longitud del fémur. Esta estimación tiene un rango de error entre 300 y 600 grs, por lo que no podemos saber en verdad cuánto pesará un bebé al nacer.  Para hacer un diagnóstico real de macrosomía hay que tener en cuenta los factores de riego: obesidad materna, hijo macrosómico previo, aumento notable del Índice de Masa Corporal de la madre, pero sobre todo, diabetes materna, previa o gestacional.

En muchos casos se asusta a las madres si el bebé ya pesa cerca de los 3 kgs hacia la semana 36. Recomiendan dietas innecesarias, pues el bebé va a crecer lo que necesite aunque la mamá haga dieta, y la madre podría debilitarse o descompensarse si no se alimenta de forma óptima. A veces sugieren inducciones e incluso cesáreas para las semana 38 o 39, generando un estrés importante en la madre, que podría quebrantar la seguridad y confianza en sí misma, en su proceso e incluso crearle miedo y culpa, siendo que un bebé que nazca de 4,5 kgs o más es normal, no reporta ninguna patología y además es totalmente posible de parir.

 

El cuerpo se abre para lo que naturalmente ha gestado

Si se presume macrosomía, hay que hacer una evaluación de los factores de riesgo. Si no hay evidencia suficiente para diagnosticarla, entonces hay que estar atentos a la evolución, esperar que el parto se desencadene y confiar en que la madre podrá abrirse perfectamente para darle paso al bebé que su cuerpo naturalmente ha gestado, más si se le permite la libertad de movimiento q necesita, el apoyo de alguien significativo para ella y  todo el tiempo que requiera sin presiones ni apuros.

En 2010 fueron paridos en España 12 bebés que pasaron 6 kilos y en 2011, 13 bebés. En México en 2013 también hubo un caso de un bebé parido de 6 kgs, y este año, en enero, nació en Australia otro bebé  que peso 6 ks. En Venezuela no hay cifras, pero es común oír historias de bebés paridos entre 3,5 y 4,5 ks. En mi familia, una tía parió un bebé de 5 kgs sin complicaciones para ninguno.

 

Por: Nany Jiménez
La Mujer con Éxito
CEO y creadora de: Humanizarte
Humanizando la vida
Mujer, Madre, Doula, Comunicadora, Emprendedora
Instagram: @humanizarteve / @nanyjimenezr
Twitter: @humanizarteve / @nanyjimenezr
Facebook: humanizarteve
Web: www.humanizarte.com.ve