Navidad, y cómo comenzó nuestra tradición

 Navidad, solo mencionarla trae a nuestros labios una amplia sonrisa y los mas maravillosos recuerdos.

En esta entrega quisiera narrarles una hermosa tradición de amistad que nació en nuestro hogar, cuando nuestra hija entró a su maternal a los 3 años. Nosotros en nuestro hogar amamos las fechas decembrinas y, al tener a nuestra bebé fue como el climax de la alegría, porque además nació un 20 de diciembre, muy cercano a la fecha de la navidad.

 

Lo cierto es que al entrar ella a su maternal, inmediatamente hizo amiguitos y nosotros decidimos que ese año, el arbolito de nuestra casa lo decoraríamos con esos pichilines de 3 añitos.

Mandamos invitación y esa noche fueron llegando uno a uno los niños y sus padres a nuestro hogar. Eran alrededor de 12 niños y 24 padres. Ya nosotros habíamos montado el arbolito y colocado las luces, para que los niños se dedicaran a colocar los adornos.

La emoción en sus caras era increíble (y en la de sus padres también) cuando tomaban los adornitos en sus manitas y las iban colocando desde abajo hasta la altura que sus brazos les daba. Imaginen entonces que el arbolito estaba lleno de adornos abajo y no tenía adornos arriba y entonces, allí comenzó la tradición. Un arbolito decorado hasta donde llegaran los niños a colocar los adornos.

La tradición fue que cada año venían todos los que querían y adornaban el arbolito HASTA DONDE ALCANZABAN SUS BRAZOS  y así lo hicimos durante 14 años seguidos. Ya adolescentes ellos armaban todo: árbol, luces, buscaban escaleras y solo esperaban llegase mi esposo del trabajo para colocar la estrella en el pico.

Hoy ya todos están en universidades alrededor del mundo, pero todos recuerdan esas noches en nuestro hogar, porque además de armar el arbolito se quedaban a dormir.

Eso es la navidad. Es tiempo de encontrarnos en el amor, en la amistad, en tejer tradiciones, en fortalecer la cultura y en crear las bases de una sociedad sana.

Este año recordé mucho esos maravillosos días, porque estando solos en casa, llegó nuestro sobrino con sus hijos de 5, 3 y 2 años y decidimos que ellos adornaran el arbolito. Ya lo saben: el arbolito solo tiene adornos hasta donde llegaron sus manitos

FELIZ INICIO DE LA NAVIDAD EN SUS CORAZONES

“La Amistad… es el combustible de la vida”

Por: Rosangela Rodríguez Garrido

La Mujer con Éxito

Creadora de: YAYITEANDO

METODOLOGÍA  A.N.I.M.A.R.T.E.

Empresaria,  Escritora, Conferencista, Ingeniero

Correo yayiteando@gmail.com

Instagram: @yayiteando

Twitter:      @yayiteando

Facebook: Yayiteando

Blog: www.yayiteando.com.ve

Libros publicados

“Mis amigas queman caucho, en las puertas del cielo”

“Te Quieren Contar” Libro de Cuentos Infantiles