No Esperes, la vida es una sola.

 

No esperes ser amado para amar.

No esperes estar solo para saber el valor de un amigo.

No esperes una sonrisa, para sonreír.

No esperes perder a alguien, para reconocer su importancia en tu vida.

 

 

No esperes el último mes del año para llamar a quienes quieres.

No esperes a tener el mejor trabajo para ponerte a trabajar.

No esperes estar enfermo para recordar que la vida es frágil.

No esperes el dolor para pedir perdón.

 

 

No esperes separarte para buscar reconciliarte.

No esperes a la persona perfecta para enamorarte.

No esperes elogios para creer en ti mismo.

No esperes ser rico para ayudar al más necesitado.

 

 

No esperes que te den permiso para hacer lo que deseas.

Las personas que hoy conocemos como lideres, no esperaron permiso ni aprobación de nadie. Solo se marcharon y punto.

 

 

REFLEXIONA

 

No podemos esperar, el momento es HOY, donde estés.

No vivamos esperando un abrazo, un beso, búscalo.

No vivamos esperando por los demás, empezamos a ser el actor principal de nuestra vida.

Aprendamos a amar,  a dar sin esperar nada a cambio, a darle valor a lo mucho o poco que tenemos.

Si vivimos esperando, perdemos tiempo, energía e incluso oportunidades.

Todo lo que damos regresa a nuestras manos.

Debemos aprender que si queremos recibir, debemos saber Dar.

Y lo más importante debemos dar gracias a la Vida por todo lo que somos y todo lo que tenemos.

Así que no esperes más, y reflexiona como quieres ver la vida.

 


“Sí estas buscando a la persona que cambie tu vida,

echa una mirada al espejo”

 

Por: Endalys Tiberio Noriega

 

Fotógrafa, Escritora, Chef, Diseñadora de Joyas y Moda,  Empresaria, Administradora, Deportista.

 

Correo: almafotografica@gmail.com

Instagram: @endalys_alma_fotografica

Twitter:    @endalysalmafoto