Palabra, tan simple como necesaria para ser responsables

Palabra, planificación, compromiso: claves para ser personas integrales en el mundo del trabajo, la comunidad y  la familia. Nuestra palabra debe ser fundamental en nuestra vida, debe ser tan consistente que ella solo valga para cerrar un acuerdo, sea este el que sea. La Estrategia ANIMARTE es PALABRA es PLANIFICACIÓN es COMPROMISO.

“Yo te devuelvo la llamada”.

“Espera mi correo electrónico”.

“Te aviso para reunirnos”.

“Mañana te mando toda la información”… y así, más oraciones que convierten el hoy en mañana, el mañana en pasado mañana y así sucesivamente.

Reuniones perdidas, proyectos atrasados, decisiones suspendidas y un sinfín de acciones congeladas, porque alguien no cumple su palabra, no asume su responsabilidad y posterga el cumplimiento de un compromiso adquirido.

Lo peor en estas oraciones no es el hecho de que se posponga o se planifique para después, sino que se ha convertido casi en un virus de rápido contagio, el que además, no se cumpla y que incluso quien emite la frase y quien la recibe, sabe que no será cumplida.

Esto puede ocurrir a nivel familiar, de pareja y de trabajo, convirtiendo la vida en un mar de supuestos, donde todos dependemos del compromiso real con la palabra de las personas que nos rodean.

El emitir convenios para futuro no tiene nada de particular, si todo el que emitiera esas frases fuese realmente cumplido, que entendiera que su tiempo incide en el tiempo de otros y que no hacen falta contratos firmados para ser responsables con los compromisos adquiridos.

La palabra que empeñamos en cualquier circunstancia de nuestra vida, habla mucho de nosotros, de nuestros valores, de nuestra formación y, cuando lo acercamos al medio empresarial, de la capacidad que tenemos para organizarnos, planificar, elaborar una agenda y coordinar nuestro trabajo junto al de otros en función de un bien común.

Por más de 15 años durante los cuales ejercí como Gerente de Producción de una Planta Industrial, me tocó liderar no solo proyectos internos, sino también externos con clientes, proveedores e incluso, oficinas gubernamentales. Coordinar que el trabajo de planta fluyera, que se cumplieran los planes de producción y que en simultáneo pudiera cumplir con los proyectos externos, básicamente se debía a tres aspectos fundamentales:

  1. Planificación Estratégica.
  2. Compromiso en el manejo de una agenda.
  3. Cumplimiento de mi palabra.

Por este día les dejo esas observaciones y análisis en relación a la importancia de dar nuestra palabra, cumplirla y sembrar confianza en quienes nos rodean.

Para nuestro próximo artículo, daremos tips para trabajar el cumplimiento de nuestra palabra dada, tanto a nivel personal como profesional

Cumplamos nuestra palabra empeñada.

Nota @yayiteando # 1:

Te invito a comprar una agenda o un cuaderno o a abrir una carpeta para aplicar la Estrategia ANIMARTE y sugerencias y hacer las tareas que semanalmente te iré indicando. Eso te ayudará a tener un orden y también a crear un compromiso contigo misma (o).”

“Haz lo que tengas que hacer.

Trasciende la circunstancia sin quejarte”

Por: Rosangela Rodríguez Garrido

La Mujer con Éxito

Creadora de: YAYITEANDO

ESTRATEGIA A.N.I.M.A.R.T.E.

Escritora, Conferencista, Ingeniero, Empresaria

Correo yayiteando@gmail.com

Instagram: @rosangelarodriguezg

Twitter:      @yayiteando

Facebook: Yayiteando

Libros publicados

“Mis amigas queman caucho, en las puertas del cielo”

“Te Quieren Contar” Libro de Cuentos Infantiles