Hoy te escribo una carta 

Hace algún tiempo, realizando una especie de “juego de actividades motivadoras” con un grupo de 56 amigas y dentro de una estrategia que estoy desarrollando llamada A.N.I.M.A.R.T.E., la tarea que propuse para una de esas semanas fue que cada una le escribiera una carta a “un amigo imaginario” y yo decidí, que si podía escribirle a alguien, ese alguien sería mi amigo Don Quijote de la Mancha.

Aquí mi carta para él, que ahora comparto con ustedes…

don-quijote-1

Imagen de Guía del Ocio

Carta a mi Señor, Don Quijote de la Mancha

 

Hola mi estimado Don Quijote de la Mancha, nunca pensé  que podría escribirte una carta y mucho menos, publicarla.

 

Cuando hace unos días me inventé esto de escribirle a algún personaje famoso, fuese éste real o ficticio, no tuve ninguna duda de que sería a tí a quien le escribiría. Por años, creo que no ha habido pocas épocas en que no te haya nombrado o no haya pensado en cómo decidiste conducir tu vida y cómo cada frase ha sido un pilar que ha mantenido mi accionar ciudadano a toda prueba.

 

Fácil no es, ser un ciudadano en estos tiempos que corren, no solo por la anarquía absoluta reinante, sino porque en tiempos de incertidumbre, a la gente le gusta más decidirse por lo fácil que por lo correcto. Allí me apodero de una de tus frases que guía mis pasos, en momentos donde el respirar profundo no me ayuda: Don Quijote soy, y mi profesión la de andante caballería. Son mis leyes, el deshacer entuertos, prodigar el bien y evitar el mal. Huyo de la vida regalada, de la ambición y la hipocresía, y busco para mi propia gloria la senda más angosta y difícil. ¿Es eso, de tonto y mentecato?.”

Cuando he luchado palmo a palmo cada acción ciudadana y siento un peso enorme por lo que aún me falta, me inspiro en ti, en esa capacidad de no amilanarte ante lo que parece no tener solución. Muchos me llaman “Doña Quijota de la Mancha” y yo sonrío, pero sonrío por el altísimo honor que eso significa para mí. Honor que quisiera mantener aún a expensas de entender que habrá muchos molinos de viento y gente señalándomelos.

Cuando recuerdo frases como Después de las tinieblas espero la luz” ó “Confía en el tiempo, que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades” ó “Al bien hacer jamás le falta premio” entonces me lleno de fuerza y ésta me da sentido para no desesperar y mantener la esperanza puesta en la certeza de que estoy en el camino correcto.

Gracias Don Quijote, por marcar mi vida para el bien hacer, por servirme en los momentos en que pareciera que hacer lo correcto es de tontos y por hacerme sonreír con esa candidez mezclada con entereza, que sólo tu pudiste imprimirle a tu vida.

Sigamos, tú allí en esas letras imperecederas y yo acá, en esta realidad, sino es posible destruyendo esos molinos de viento, al menos mostrando lo que son en realidad

Imagen de Librostube

Imagen de Librostube

 Suya

Rosangela Rodríguez – Yayita

@yayiteando

 

Quisiera ahora pedirte a ti, mi querido lector, que te atrevas a escribirle una carta a un personaje ficticio y a enviármela a mi correo yayiteando@gmail.com ya que tu carta podría ser seleccionada para aparecer en nuestro portal con reconocimiento de tu autoría. Anímate y escríbeme.

 

“La Amistad… es el combustible de la vida”

Por: Rosangela Rodríguez Garrido

La Mujer con Éxito

Creadora de: YAYITEANDO

METODOLOGÍA  A.N.I.M.A.R.T.E.

Empresaria,  Escritora, Conferencista, Ingeniero

Correo yayiteando@gmail.com

Instagram: @yayiteando

Twitter:      @yayiteando

Facebook: Yayiteando

Blog: www.yayiteando.com.ve

Libros publicados 

“Mis amigas queman caucho, en las puertas del cielo”

“Te Quieren Contar” Libro de Cuentos Infantiles