Recuerdos que desaparecen. 

Recuerdos van y vienen de aquellos días, donde solíamos tomarnos de la mano en todo momento. Salir a la calle, y no tocarnos por lo menos con el estrechar de nuestras manos, era algo inconcebible. 

 Recuerdo tu sonrisa, cuando te sorprendía con regalos y poemas de amor. Y lo que más extraño, es cuantas veces me dijiste al oído -te amo mi amor…

 Recordar, es la virtud que tengo ahora, lástima que tu no puedas hacerlo más.

 Hoy no puedo tocarte, mucho menos besarte. La ausencia de tus recuerdos me obligan a alejarme. Pero me niego, no lo acepto, y aunque  mi corazón tiene  lagrimas porque no me reconoces, yo seguiré a tu lado.

 Los años han pasado y no han sido en vano; Me diste el regalo de hijos maravillosos, que ahora van de mi mano.

 Yo estoy contigo y lo estaré como lo prometí, aquella tarde calurosa en la bella iglesia de nuestro pueblo, donde dije con el grito más grande -Si Acepto, y tú queriendo imitarme, gritaste muy fuerte -Si yo también acepto. Y nos besamos y abrazamos con tanto amor, que daría todo por revivir ese momento.

 Un Sí que hoy es ausente en tu mente, pero vivo en mi corazón, y lo recuerdo con gran fervor. Y por eso sigo aquí, con la esperanza de que alguna mañana despiertes y me recuerdes.

 No importa que hoy tu mente este en blanco, nuestros hijos y yo somos el reflejo de un amor puro y sano, que solo con tu ayuda hoy esta materializado.

 Los médicos dicen que estas enferma, tu memoria ya no me recuerda, pero solo le pido a Dios, que yo siga en tu corazón. Y si algún día me toca a mí, solo quiero y pido al universo nunca olvidarme de ti.

Te Amo.


“Sí estas buscando a la persona que cambie tu vida,

echa una mirada al espejo”

 

Por: Endalys Tiberio Noriega

 

Fotógrafa, Escritora, Chef, Diseñadora de Joyas y Moda,  Empresaria, Administradora, Deportista.

 

Correo: almafotografica@gmail.com

Instagram: @endalys_alma_fotografica

Twitter:    @endalysalmafoto