Soy más Feliz, desde que te conocí.

 

Cuando supe que venias al mundo, la emoción que sintió mi corazón, fue la sensación más extraordinaria de mi vida y saber que tu vida dependía de mí, hizo mucho mejor mi existir. Ahora puedo decir que,  Soy más Feliz.

Hubo días largos, semanas intensas, cambios fuertes en mí, pero nada me frenaba, solo me daban más fuerzas para luchar por ti.

Mi cuerpo comenzó a cambiar, mi apetito se hizo voraz, con el tiempo mis sueños eran más cortos, mi barriga comenzaba a notarse, pero nada me importaba yo solo quería verte llegar.

Contaba uno a uno los días, ordenada tu ropa, tus juguetes, decoraba tu cuarto, pasaba el día solo pensando en cómo serias, en el nombre que te pondría. Mis ilusiones por la vida crecían cada día.

Y cuando por fin llegaste, mi cuerpo se estremeció, jamás podré olvidar aquel memorable momento cuando la enfermera te trajo hasta mis brazos, eras tan pequeñita, tan hermosa, que fue inevitable llorar, fue un  sentimiento único en la vida, todo parecía un sueño, todo era perfecto.

Recuerdo que ese día, comenzó mi nueva y feliz vida, llena de mucho aprendizaje, y lo más importante empezaba a ser Madre.

La vida cambio por completo, todo era pañales, leche, trasnocho y teteros.

Pero al ver tu despertar, tus ojitos, tu bostezar, sentía que mi emoción llegaba al cielo y nada se podía comparar con ese momento.

Contigo he descubierto el amor  verdadero y hoy eres mi prioridad, mi emoción de vida, eres mi todo.

Le doy gracias a Dios, por la bendición que tengo de ser mujer  y tener el don de ser mamá y  hoy puedo decir desde lo más profundo de mi corazón, que soy más feliz desde que te conocí.


“Sí estas buscando a la persona que cambie tu vida,

echa una mirada al espejo”

 

Por: Endalys Tiberio Noriega

 

Fotógrafa, Escritora, Chef, Diseñadora de Joyas y Moda,  Empresaria, Administradora, Deportista.

 

Correo: almafotografica@gmail.com

Instagram: @endalys_alma_fotografica

Twitter:    @endalysalmafoto