Has oído hablar de las leyendas o mitos que años tras año se mantienen como parte de nuestra cultura venezolana?    Los caminos de las tierras o campos venezolanos, esconden sorprendentes historias que aun sin saber a ciencia cierta su origen o veracidad,  originan en muchas personas que las escuchan sensaciones de miedo e intriga.  Entre las leyendas más populares, se consideran las siguientes:

El Silbón.  Se dice que fue un joven que deseaba comer vísceras de venado, su padre para complacerlo sale de caza, a su regreso el joven observa que no consiguió nada y lo mata, le saca las vísceras y se las lleva a su madre para que las cocine. Esta, al notar que no se cocinaban sospecho que serían las de su esposo y enfrentó al joven, el cual confesó su acto;  ella lo maldice de por vida y lo echa de su casa; su abuelo lo azota con un mandador de pescuezo o látigo, le arroja ají picante en las heridas e incita a su perro Tureko para que lo persiga.

Es así como se conoce esta leyenda que surge a mediados del siglo XIX.  Cuenta la tradición que el joven extremadamente alto y delgado vaga como anima en pena, advirtiendo su llegada con unos espeluznantes silbidos procedente del roce de los huesos que carga en un saco a su espalda.  Se decía que si estos silbidos no eran escuchados por alguna persona,  algún miembro de la familia moriría al amanecer.

La Sayona. Cuenta la leyenda que en época de la colonia, siglo XIX, existió una mujer de nombre Casilda, muy elegante y hermosa que asesina a su esposo y su madre sospechando que tenían un romance. En sus minutos de agonía, la madre la maldice diciéndole.  “Sayona serás para siempre y en nombre de Dios, que así sea”.  A partir de ese momento su espíritu vaga sin tregua ni paz.

Se dice que su aparición tiene el aspecto de una mujer de largos cabellos negros y túnica  blanca, conocida como saya de donde se origina su nombre, atrayendo a los hombres infieles o mujeriegos para luego castigarles y en algunos casos asesinarlos. Algunas versiones cuentan que posee el don de transformarse en un lobo o perro.

La Llorona.  Es la leyenda que cuenta con más versiones pero todas igual de dolorosas y tristes. Una de ellas narra la historia de una mujer que al descubrir que su esposo la engaña con su propia madre, la encierra en la casa y le prende fuego sin percatarse que sus hijos estaban dentro, matándolos también. Su madre le lanza una maldición: “Andarás sin Dios y sin Santa María, persiguiendo a los hombres por los caminos del llano”.

Otra, que era una mujer de nacionalidad española que procreó varios hijos con un indígena y sus hermanos al enterrarse los mataron en venganza y la casaron con un español. La mujer no pudo soportarlo y enloqueció, escapando a los caminos todas las noches gritando y llorando en busca de sus hijos.  Al poco tiempo murió de pena.

Una tercera versión, relata que una joven mujer se enamoró de un soldado, del cual tuvo una hija y al verse abandonada por éste y desesperada por el continuo llanto de la niña, la mata. Al darse cuenta de lo que ha hecho, llora inconsolablemente llamando la atención de sus familiares y vecinos quienes acuden en su ayuda pero al ver lo que había ocurrido la maldicen. Ella escapa al campo y se convierte en un espanto.

Todas estas versiones de estas leyendas encierran un mismo final, el de una mujer que vaga por las noches por los caminos gimiendo desconsolada en búsqueda de sus hijos muertos y asustando a todo aquel que se consiga. Por lo general, se la oye llorar en tiempos de Semana Santa.

Espero que te haya gustado conocer estas sorprendentes y misteriosas leyendas venezolanas, te  invito a seguir leyendo, visitando y formar parte de nuestra página www.lamujerconexito.com donde podrás encontrar muchos maravillosos y variados temas de sumo interés.

Fuentes:

www.mitosymeyendasdevenezuela

https://es.wikipedia.org/wiki/La_Sayona

www.culturizando.com

https://misleyenditas09.wordpress.com/el-silbon/

 

Por:

Mary  Ledesma Forte.

Twitter e Instagram: @origenehistoria

Correo: mariledezma2000@yahoo.com