Amor Propio.

Me gusto, y no me hace falta ser perfecta.  Yo le llamo Amor propio.

Me quiero y acepto como soy. No necesito compararme con nadie. Y tengo la bondad de llenar mi vida de colores, incluso en los momentos más grises. Siempre tengo una sonrisa presente, algunos me llaman el alma de la fiesta.

Todo lo que necesito en esta vida es amarme más que ayer y así garantizo el éxito de cada amanecer.

Además, a diferencia de otros, sí creo en el amor, en ese amor que te hace soñar despierta y creer que vuelas.

Me encanta volar muy alto, y no le temo a caer, porque Dios me ha premiado con la virtud de levantar muy rápido.

He aprendido a disfrutar todo lo que hago. Busco el aprendizaje de todas las cosas, no me estanco en los problemas, y así puedo llevar mi vida más plena.

He aprendido a sonreír por sobre todas las cosas, he aprendido que quererme hace más fácil mi vida en este mundo. He aprendido que no hay amor más puro y sincero que, el que se tiene uno mismo.

El amarme primero yo, me ha enseñado como persona que si yo estoy bien, los demás a mi alrededor estarán igual.

Es por ello que he decidido desprenderme de la gente tóxica , de los malos pensamientos y no acepto la mala vibra ni de lejos.

Tengo la responsabilidad de amarme, quererme y consentirme, y no me permito desviarme del camino.

Mi felicidad depende de mí y por eso, yo decido ser feliz. Este amor es para siempre. Es mi amor propio y por eso brinco, corro, canto, bailo, hago lo que quiero y garantizó un cielo iluminado.

Y hoy a través de estas líneas grito que, mi objetivo en la vida es ser feliz conmigo misma y amarme para toda la vida.


“Sí estas buscando a la persona que cambie tu vida, echa una mirada al espejo”

 

Por: Endalys Tiberio Noriega

 

Fotógrafa, Escritora, Chef, Diseñadora de Joyas y Moda,  Empresaria, Administradora, Deportista.

 

Correo: almafotografica@gmail.com

Instagram: @endalys_alma_fotografica

Twitter:    @endalysalmafoto